Smart science to improve lives™
  • Contacto
Crop Care

Huella de carbono del producto: Una herramienta clave para la descarbonización

Emisiones y descarbonización

A medida que las industrias químicas y de ciencias de la vida buscan reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y descarbonizarse, es necesario llevar un registro preciso de las emisiones asociadas con productos y servicios. Para desarrollar y dirigir una estrategia efectiva de descarbonización, las empresas deben identificar áreas dentro de sus operaciones con altas emisiones totales y áreas de alta intensidad de emisiones (kg CO2e por unidad de material o actividad). Estos puntos críticos suelen ser donde las acciones de descarbonización dirigidas pueden tener el mayor impacto para alcanzar los objetivos de la empresa y apoyar la meta del Acuerdo de París de limitar el calentamiento global a 1.5 °C

Para ayudar a medir y evaluar las emisiones de carbono, el protocolo de gases de efecto invernadero (GHG) clasifica las emisiones en Scope 1, Scope 2 y Scope 3 (Figura 1). Las emisiones de Scope 1 son las emisiones directas de GHG de fuentes propiedad o controladas por la entidad informante, como las emisiones de la quema de combustibles fósiles como el gas natural para calefacción o vapor. Las emisiones de Scope 2 son las emisiones indirectas de GHG que resultan de la generación de energía o vapor comprados, como las emisiones de la producción de electricidad comprada. Las emisiones de Scope 3 son todas las demás emisiones indirectas que ocurren en la cadena de valor de la entidad informante y se dividen aún más en emisiones aguas arriba y aguas abajo. Las emisiones aguas arriba de Scope 3 en la industria química generalmente resultan de la extracción y refinación de materias primas y su transporte, mientras que las emisiones aguas abajo resultan del procesamiento, uso, disposición y fin de vida del producto.

Overview of GHG protocol scopes and emissions across the value chain

Figura 1. Resumen de los alcances y emisiones del protocolo de gases de efecto invernadero en toda la cadena de valor 1

En un mundo ideal, las emisiones de cada actividad se medirían directamente en su punto de liberación, pero esto no es realista ni práctico. Como resultado, la mayoría de las empresas y plataformas de contabilidad de carbono confían en bases de datos de factores de emisión para traducir una actividad en sus emisiones asociadas. Estos factores de emisión pueden basarse en factores económicos o, cada vez más, provienen de evaluaciones de análisis del ciclo de vida (LCAs) que han estudiado la actividad y analizado las emisiones promedio asociadas con ella, para producir un factor de emisión (la cantidad promedio de kg CO2e emitidos por unidad de actividad). El uso de una actividad por parte de una empresa puede multiplicarse por el factor de emisión relevante para calcular una estimación de las emisiones totales asociadas con esa actividad.

La contabilización de las emisiones del Alcance 3 es un desafío significativo porque las actividades involucradas se encuentran fuera de su organización (y a menudo fuera de su región geográfica). Como resultado, la visibilidad de los procesos, las materias primas y el uso de energía es limitada. Donde se ha realizado una LCA relevante de la industria para el producto, este promedio se puede utilizar para estimar las emisiones asociadas. Sin embargo, con frecuencia no se dispone de LCAs sólidas y, en estos casos, las empresas recurren a estimaciones utilizando factores económicos o basados en gastos. A diferencia de los factores basados en gastos, los datos promedio de LCA de la industria proporcionan algunas ideas sobre los “puntos críticos” de carbono para respaldar el desarrollo de planes de acción de descarbonización. Sin embargo, ninguna de las metodologías permite rastrear los impactos de las acciones de descarbonización de los proveedores. Para ello, se requiere la colaboración y los datos de los proveedores, y aquí es donde entran en juego las huellas de carbono de los productos.

 

Huella de carbono del producto

La huella de carbono de un producto (PCF) representa la cantidad total de gases de efecto invernadero liberados durante el ciclo de vida de un producto específico. Por lo general, las huellas de carbono de los productos se calculan desde lo que se denomina “cuna hasta la puerta”, es decir, las emisiones liberadas a la atmósfera desde la producción (o extracción) y procesamiento de materias primas hasta el punto en que sale de la fábrica. Si un proveedor puede proporcionarte un PCF, calcular tus emisiones asociadas con ese material comprado debería ser sencillo. Sin embargo, no todos los PCF son iguales.

La Figura 2 tomada de la Guía de Cálculo del Alcance 3 del Protocolo GHG muestra cómo los datos proporcionados por los proveedores a menudo se basan en diferentes niveles de gasto o datos promedio, siendo los conjuntos de datos más precisos generalmente mucho más complejos.

GHG protocol illustration of data types used for different calculation methods of scope 3 emissionsFigura 2. Ilustración del protocolo GHG sobre los tipos de datos utilizados para los diferentes métodos de cálculo de las emisiones del alcance 3 2 

Las PCF que dependen exclusivamente de datos basados en gastos y promedios representarán peor las emisiones asociadas reales y proporcionarán información menos confiable para la estrategia de descarbonización. Las PCF calculadas solo mediante métodos basados en gastos ofrecen una visión general de las emisiones totales aproximadas, pero pueden llevar a una estrategia de descarbonización de gastar menos.

Sin embargo, los datos de PCF que se basan completamente en datos primarios requerirían visibilidad del uso real de energía, la fuente de energía y los modos de transporte para cada etapa de cada material utilizado en la cadena de suministro. Esto rara vez es práctico o alcanzable.

La metodología híbrida permite un compromiso, datos primarios suficientes y una comprensión de la cadena de suministro compleja para tener confianza en la identificación de puntos críticos de carbono y el seguimiento del impacto de las acciones. También es pragmático incorporar algunos datos basados en gastos y promedios cuando sea necesario.

Más allá de la calidad y precisión de los datos utilizados para calcular los PCF, el alcance y la metodología también pueden variar. Las directrices del protocolo GHG son ampliamente aceptadas y ayudan a definir qué actividades deben incluirse en los cálculos de PCF. Sin embargo, las categorías de emisiones que una entidad puede (o elige) incluir en sus cálculos de PCF pueden variar.

Directrices de Together for Sustainability sobre la huella de carbono de los productos (PCF)

Actualmente, no existe una metodología estándar ni una mejor práctica única para calcular los PCF (huellas de carbono de productos), y el alcance, la metodología y la calidad de los datos pueden variar. Hasta que lleguemos al punto en el que todas las empresas estén alineadas y haya poca o ninguna variación en la forma en que se calculan los PCF, no es posible comparar de manera confiable y precisa los PCF de diferentes fuentes. Niveles mayores de detalle y precisión pueden resultar en un PCF más alto, ya que se tienen en cuenta más contribuyentes de manera más precisa.

Together for Sustainability (TfS) ha producido directrices para calcular las huellas de carbono de productos (PCF) adaptadas a la industria química con el objetivo de abordar este problema. Estas directrices buscan alinear cómo se calculan y presentan los PCF y se ajustan a las directrices del protocolo GHG y las normas ISO relevantes.

Es importante destacar que las directrices de Together for Sustainability (TfS) requieren que el alcance, la metodología y la calidad de los datos se describan en las declaraciones de PCF (huella de carbono de productos). Esta visibilidad es vital si se intenta comparar los PCF de manera más justa. Aún existe la posibilidad de variación en las directrices de informes de emisiones y comparar los PCF de diferentes fuentes siempre implicará un nivel de incertidumbre, pero a medida que las directrices se adopten más ampliamente y el área continúe madurando, la alineación debería mejorar.

Puntos clave

Las PCF son una herramienta importante para permitir una descarbonización dirigida y efectiva

  • La contabilización de las emisiones del Alcance 3 es un desafío significativo porque las actividades involucradas se encuentran fuera de la organización (y a menudo en una región geográfica diferente).
  • Se necesita información específica de los proveedores para estimar con precisión las emisiones del alcance 3, identificar los puntos críticos de intensidad de carbono y hacer un seguimiento del impacto de las acciones de descarbonización en la cadena de suministro.
  • Cuanto más datos primarios y específicos del proveedor se utilicen en el cálculo de la PCF, es más probable que el número sea preciso.

Las PCF no son fácilmente comparables y lo más bajo no siempre es lo mejor

  • Es importante comprender el método, el alcance y la calidad de los datos de una PCF antes de asumir que representa con precisión todas las emisiones asociadas.
  • Un PCF desde la cuna hasta la puerta solo tiene en cuenta las emisiones aguas arriba. También se deben considerar los beneficios de uso que reducen las emisiones aguas abajo. Los componentes de la formulación pueden optimizar la fabricación, el almacenamiento, el transporte, la aplicación o el rendimiento de un producto, lo que puede afectar la sostenibilidad del producto final más allá del PCF total de sus componentes.
  • Bajo en carbono no siempre significa más sostenible. Se deben evaluar, ponderar y comparar más áreas de impacto ambiental (como en un análisis de ciclo de vida completo) para comparar de manera integral el perfil de sostenibilidad de diferentes materiales.

Las PCF no son números fijos

  • Si los PCF se basan en datos de producción reales, siempre serán retrospectivos y representarán un período determinado (generalmente un año calendario o un promedio móvil).
  • Las PCF proporcionan una instantánea de las emisiones asociadas para un período determinado, pero cambiarán a medida que mejore la calidad de los datos, cambien las prácticas de fabricación y se tomen medidas de descarbonización.

Source 1 & 2: https://ghgprotocol.org/sites/default/files/2023-03/Scope3_Calculation_Guidance_0%5B1%5D.pdf

Infografía del viaje del carbono de Croda Life Sciences

895.9 KB
Descargar

Huella de carbono del producto (HCP)

Explore la importancia de la huella de carbono de los productos (PCF) para ver cómo sus decisiones de compra pueden reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y fomentar la sostenibilidad.

Ya disponible: Huella de carbono de los materiales de Croda